viernes, 22 de febrero de 2013

CARTA AL ALCALDE DE NUESTRA CIUDAD


Este es el documento dirigido a nuestro Alcalde, que la Junta Directiva ha presentado en el Registro Municipal de nuestra ciudad , después de la retirada de las pancartas colgadas en las vallas del parque "la campa", en la iniciativa "LA PROTESTA EN LA CALLE" -MUESTRA TU CABREO-


Sr. Alcalde de Valladolid, D. Francisco Javier León de la Riva

Estimado Sr.:

El pasado martes día 12 de febrero, y en el transcurso de la mañana, los servicios municipales retiraron diversas pancartas, carteles y escritos del vecindario del barrio Belén que estaban colocados, sin molestar a nadie, en el vallado de la pista polideportiva de la calle Navidad.

Era manifiesto y notorio que la colocación de esas pancartas estaba promovida por la Asociación Vecinal que  presido, y reflejaban el estado de opinión de muchos vecinos del barrio sobre la crisis económica, la corrupción y los recortes sociales. Nuestra asociación promovió esa iniciativa para que las personas que lo desearan expresaran libremente, y sin ofender a persona alguna, su estado de ánimo en estos momentos tan duros que está pasando la población.
Además lo organizamos de tal manera que las telas que ha retirado el Ayuntamiento, no estorbaban la circulación de personas ni vehículos por la vía pública, ni supusieran obstáculo alguno en aceras o zonas de paso peatonal, y no deterioran el mobiliario urbano.

Podemos entender que tarde o temprano esta iniciativa llegaría a su fin por la propia lógica del paso del tiempo, pero mientras tanto nos parecía que contribuíamos a que la ciudadanía de nuestro barrio mostrara lazos de solidaridad con las situaciones que a causa de la crisis económica están viviendo muchas personas y, además, contribuíamos a que se expresara la indignación por los casos de corrupción que también Ud. ha denostado públicamente.

La gente corriente, como nuestros vecinos y vecinas, no tiene periódicos, televisiones ni emisoras de radio que, como a Ud. y otros dirigentes políticos, sociales, sindicales y económicos sin embargo sí les permite expresar sus opiniones y también, por qué no, sus cabreos.  Por eso pensamos que era altamente pedagógico que las personas sencillas pudieran sumar sus voces (escritas) en la manera que habíamos iniciado.

Como era público y notorio que la iniciativa la había tomado la asociación vecinal, nos hubiera parecido de elemental cortesía y convivencia que por la Policía Municipal u otro servicio competente, se nos hubiera comunicado que las pancartas debían ser retiradas si  contravenían alguna ordenanza o ponían en peligro la seguridad ciudadana. Y nosotros, colectivo que reiteradamente manifestamos formas correctas en nuestro comportamiento, hubiéramos actuado en consecuencia.

En nombre de la Junta Directiva de la Asociación Vecinal 24 de Diciembre, reciba un cordial saludo.

Valladolid, 20 de febrero de 2013